El último Animal de Fuego

Ver perfil y obra

Imposible beso

El último Animal de Fuego

92

3

No sé cómo habré de besarla.  En mi experiencia sólo ha habido labios befos, no finos.  Me da un nervio insoluble el pensar en estrategias para acomodar mi boca sobre la suya.  Me pregunto si nuestras dentaduras chocaran unas con otras, me incomodo de pensar en que nuestro primer beso culmine en incontrolable fracaso.  Pero es que lo necesito tanto.  Sueño siempre con sus labios de comisuras imposibles.  Conversamos de frente y mi corazón sangra.  Y nazco cada vez que nuestras miradas se entrelazan.

Deseo tanto poder acercarme a sus mejillas, deseo tanto dejar de estar cayendo hacia imaginarios desenlaces que acabarán en destrucción.  Porque sé que nunca ocurrirá, sé que nunca conoceré el sabor de lo que dice y de lo que canta.  Aunque, entre coros de ángeles, la escuche.  Aunque mi nombre suene tan hermoso cuando ella lo dice, yo sólo quiero que lo diga justo antes de intentar besarme.  Vida infame y mundana que sólo traes a la persona perfecta cuando los tiempos no coinciden, cuando los destinos ya están instaurados.  Vida trágica y fugaz que nos conectas, pero no nos unes.

 

2 comments, agrega el tuyo.

Pino Naranjo

Magnífico, Hugo, siempre magnífico, alma de poeta, observador de lo imperceptible. Das categoría con tu palabra a lo que todos sentimos, al fin y al cabo.

    El último animal de fuego

    Author

    Muchas gracias, Pino! No había visto tu comentario. Esta plataforma todavía es nueva para mí.

    Te mando abrazos…

Deja tu comentario