Ana

Ver perfil y obra

Chance

Ana

40

1

 

Cuando abrió los ojos creó el mundo. Trato de ser fiel a la imagen que había soñado, trabajó sin cesar para que no se desvaneciera la nitidez del recuerdo. Tenía la oportunidad, el mundo en sus manos. Dudaba si era entero para él. El despertador fue tan rotundo que se le olvidó preguntar ese pequeño detalle. Así que volvió a cerrar los ojos y, entonces sí, vio con claridad la respuesta: era un mundo para regalar. Lo elevó con sus manos, hermoso. Y a unos metros, una sonrisa le dijo: Gracias.

Hay un comentario, agrega el tuyo.

Martín Sánchez

Interesante…

Deja tu comentario